Elementos de la Sexualidad

ELEMENTOS QUE COMPONEN A LA SEXUALIDAD:

SEXO:

Atributos del hombre y de la mujer creados por sus características biológicas.

GÉNERO:

Se refiere al papel psicológico y social que tanto la mujer y el hombre como individuos juegan en la sociedad. Se refiere al rol que tiene tanto el hombre como la mujer; es a partir de estos roles que se deriva lo masculino y lo femenino, dando los significados atribuidos al hecho de ser varón o mujer en cada momento histórico.

ORIENTACIÓN SEXUAL:

Atracción sexual hacia hombres, mujeres o ambos indistintamente.
Consiste en la tendencia sexual de cada persona. En el momento de relacionarnos sexualmente con alguien, caben varias posibilidades:

  1. Sentir atracción por personas de nuestro mismo sexo: HOMOSEXUALIDAD
  2. Sentir atracción por personas de distinto sexo: HETEROSEXUALIDAD
  3. Sentir atracción por personas de los dos sexos: BISEXUALIDAD

Nuestra elección hacia quién orientamos nuestro deseo sexual,  determina nuestra orientación sexual. Los factores que influyen en la orientación sexual son múltiples.

REPRODUCTIVIDAD:

La reproductividad se refiere a la posibilidad Humana de producir hijos/as, o sea individuos similares, y se incluye también la idea de no tener hijos/as; además habla de la posibilidad de generar conocimientos, trabajo, etc.

AFECTIVIDAD:

Conjunto de emociones y sentimientos que cada persona  puede experimentar a través de las distintas situaciones que vive.

EROTISMO:

Procedente del dios griego Eros, dios del amor, el erotismo se ocupa de todo lo relacionado con las relaciones sexuales y no simplemente con el acto físico sino también con todas sus proyecciones.

Es el entorno relacionado con una sensación sensual sexual que estimula alguno o varios sentidos, con este atractivo el magnetismo personal es diferente porque no se relaciona siempre con algún objeto de deseo sexual, el atractivo si llama o capta algún sentido pero el erotismo estimula directamente algún sentido provocando excitación sexual.

IDENTIDAD SEXUAL :

La identidad sexual, también llamada identidad de género, se define como el sentimiento de pertenencia a uno u otro sexo, es decir, el convencimiento de ser hombre o mujer.

Esta percepción hace que nos veamos como individuos sexuados en masculino o femenino, lo que desembocará en sentimientos, afectividad y comportamientos o conductas distintas y peculiares dependiendo de que nos identifiquemos con una identidad sexual masculina o femenina.
Es el conjunto de características sexuales que nos hacen genuinamente diferentes a los demás.

No siempre de acuerdo con su sexo biológico, o de su genitalidad.

La identidad sexual es la combinación de muy diversos factores: biológicos, ambientales y psicológicos. El adolescente va descubriendo su propio cuerpo al tiempo que va descubriendo sus sentimientos, gustos y preferencias.

INTIMIDAD:

Intimidad es la capacidad de superar el aislamiento –no solo del cuerpo, sino también de las ideas, creencias, emociones y necesidades-, así como establecer un vínculo de confianza y pertenencia con la otra persona. Es una vinculación de la personalidad, en lo emocional y lo espiritual.
La intimidad en la pareja es una manifestación muy completa del afecto. En las miradas cómplices entre un hombre y una mujer ya se puede apreciar la afectividad cargada de erotismo; la búsqueda de una relación exclusiva y comprometida, la cual es la antesala para un lazo -no solo físico-, sino también de amistad erótica, de comprensión mutua y de unión emocional.

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 4.446 seguidores

%d personas les gusta esto: